A donde ir en San Valentín

Se acerca el día de los enamorados y a donde ir en San Valentín es una cuestión que se plantean en secreto muchos tortolitos para sorprender a su pareja. Las opciones son muchas y variadas, incluso muchas sorprendentes de verdad. Salirse de las costumbres más arraigadas, como regalar flores, anillos con bonitas piedras de metacrilato, o preparar  paseos en barca por un tranquilo lago, son unas temeridades en las que no quieren caer los más atrevidos.

Planes románticos e ideas a dónde ir en San Valentín

Sorprender con una escapada romántica es una de las propuestas más populares en los últimos tiempos, y aunque somos muchos los partidarios de que hay que querer y demostrarlo todos los días, a muchas personas sí les agrada dedicar ese día a hacer algo especial. Particularmente soy partidario de preparar una escapada, cualquier otro día que no sea ese, que incluya, bajar por un río caudaloso, para después de una agradable cena, regalar un bonito colgante hecho por mi, que diga, todos los días a tu lado son Santos Valentínes, mi amor, y terminar con final feliz bajo la lluvia en la que se convierte la ducha.

Dentro de un radio, relativamente pequeño, en nuestro entorno, es posible encontrar lugares que ofrecen la típica noche de pétalos de rosa sobre la cama, lo difícil es acertar y no caer en tópicazos que puedan acabar, con la sorpresa que teníamos preparada, en la papelera de lo previsible. Lo mejor es arriesgar y preparar algo diferente que convierta de verdad el momento en algo inolvidable.

ideas a donde ir en san valentin escapadas románticas y planes recomendados

A veces no se trata de a donde ir con tu novio o novia, si no de a donde no ir, y sí de que hacer. Preparar un menú especial en casa, con flores de papel en el centro de la mesa y disfrutar después de la digestión con una buena película romántica, que ablande corazones y moje caminos, puede ser la triunfada del siglo, repetible cada cierto tiempo del año, alternando las propuestas de ambas partes, obviamente, sin llegar a caer en la rutina.

Si no te apetecen aventuras viajeras y la cocina no es lo tuyo, seguro que ese restaurante, del llevas mucho tiempo escuchado hablar maravillas a tu pareja, es tu aliado infalible para esa noche especial.

La intención, en todo caso, es lo que verdaderamente debería de importarnos, una mirada, una caricia y un beso tierno, de los que dicen te amo de verdad, son la manera más hermosa de felicitarnos al despertar, eso siempre que no amanezcamos con el aliento desantendido, claro.

Los libros, los relojes, las sortijas, los regalos ecológicos, los gadgets tecnológicos, los ramos de rosas, siempre son detalles perfectos para acompañarnos en esta fecha hacia el destino elegido y final deseado, aunque sabemos, que el amor se riega con el agua del manantial que no tiene precio.

A donde ir en San Valentín está claro, directo al corazón, un bypass coronario en toda regla es un te quiero, un atajo perfecto para demostrar a tu pareja que, realmente tan solo necesitas ver su sonrisa cada día, que sus ojos son los versos que jamás soñó el poeta.

Fotos | Twitter

Tags:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies